lissettej - eXaMeNeS Y pRuEbAs mEdIcA
   
  lissettej
  Inicio
  RECETAS DOMINICANA
  El CuerPo HuMaNo
  PLANTAS Y REMEDIOS CASEROS
  Trucos de belleza
  Vitaminas y Minerales
  PRIMEROS AUXILIOS
  ETICA MEDICA
  TIPOS DE ENFERMEDADES
  VIH/SIDA
  ENFERMEDADES DE TRANSMISION SEXUAL (ETS)
  ENFERMEDADES MENTALES
  ENFERMEDADES GENETICA
  EL EMBARAZO
  TU BEBE
  ABORTOS
  COMPORTAMIENTO Y CONDUCTA HUMANA
  SeXo , sExUaLiDaD y SeNsUaLiDaD
  DROGAS
  AlCohOLiSmO
  Bulimia Y Anorexia
  Obesidad
  eXaMeNeS Y pRuEbAs mEdIcA
  EDUCACION SEXUAL
  RELACION DE PAREJAS
  LA VIOLENCIA
  SEXO AL DESNUDO
  AmOr Y SeXo..
  Solo para mujeres...
  PARA MUJERES
  PARA HOMBRES
  HOMBRES VS. MUJERES*
  LIBRO DE VISITANTES
  MIS FOTOS

lissettej copyrigth derechos reservados 2011

Los exámenes médicos se refieren a pruebas o exámenes que se realizan para encontrar una enfermedad antes de que comiencen los síntomas. Los estudios pueden ayudar a descubrir enfermedades o afecciones anticipadamente, cuando son más fáciles de tratar.

Entre los cuadros que los médicos buscan comúnmente se incluyen:

 

Las pruebas que usted necesite dependerán de la edad, el sexo, los antecedentes familiares y si tiene factores de riesgo para algunas enfermedades. Por ejemplo, el sobrepeso aumenta el riesgo de desarrollar diabetes.




Frecuencia del examen físicO

Todos los adultos deben visitar al médico periódicamente, incluso estando saludables. El propósito de estas visitas es:

  • Detectar enfermedades
  • Evaluar el riesgo de problemas médicos futuros
  • Fomentar un estilo de vida saludable
  • Actualizar las vacunas
  • Mantener una relación con un médico en caso de una enfermedad

Información

Aun cuando la persona se sienta bien, es importante hacerse un control médico regular para detectar problemas potenciales. La mayoría de las personas que sufre de hipertensión ni siquiera lo saben y la única manera de averiguarlo es haciéndose medir la presión arterial regularmente. De igual manera, los niveles altos de colesterol y de glucemia con frecuencia no producen ningún tipo de síntomas hasta que la enfermedad se encuentra avanzada.

Hay momentos específicos en los que se debe ir a una consulta médica. Las pautas específicas de acuerdo con la edad son las siguientes:

EDAD DE 18 A 39 AÑOS:

  • Medición de la presión arterial:
    • Hágase tomar la presión arterial cada 2 años, a menos que sea de 120-139/80-89 Hg o mayor. Luego, hágasela revisar cada año.
    • Esté atento a las tomas de presión arterial en el área de residencia y pregúntele al médico si puede pasar a hacérsela revisar. Chequee la presión arterial utilizando máquinas automáticas en las tiendas de abarrotes y farmacias locales.
    • Si el número superior (número sistólico) es mayor a 130 o el número inferior (número diastólico) es mayor a 85, llame al médico.
    • Si padece diabetes, cardiopatía, problemas renales o algunas otras afecciones, es posible que necesite un control más estricto.
  • Examen de colesterol:
    • Los hombres de más de 34 años deben hacerse revisar cada 5 años.
    • Si usted padece diabetes, cardiopatía, problemas renales o algunas otras afecciones, es posible que necesite un control más estricto.
  • Examen dental:
    • Acuda al odontólogo cada año para un examen y limpieza dentales.
  • Examen oftalmológico:
  • Vacunas:
    • Después de los 19 años, hágase aplicar una vez la vacuna contra el tétanos, la difteria y la tos ferina acelular (TDPa) como uno de las vacunas antitetánicas y antidiftéricas. Asimismo, hágase aplicar una vacuna antitetánica y antidiftérica de refuerzo cada 10 años.
    • El médico puede recomendar otras vacunas si usted está en alto riesgo de contraer algunas afecciones como la neumonía.
  • Hombres: examen testicular
    • Los hombres deben hacerse un autoexamen testicular mensualmente.
    • Si usted no está seguro de lo que debe buscar, debe ponerse en contacto con su médico para recibir instrucciones.
  • Examen físico:
    • Uno debe practicarse dos exámenes físicos hacia la edad de 20 años.
    • Durante el primer examen, solicite la revisión del colesterol. No se requieren otros exámenes de sangre en personas jóvenes y saludables.
    • Se debe revisar la estatura y el peso en cada examen.
  • Mujeres: autoexamen de mamas
    • Las mujeres deben hacerse un autoexamen de mamas mensualmente.
    • Las mujeres deben ponerse en contacto con el médico de inmediato si notan un cambio en sus mamas, sea o no que se practiquen el autoexamen de mamas.
    • El médico debe hacer un examen completo de las mamas cada tres años para mujeres de 20 a 40 años de edad.
  • Mujeres: examen pélvico y citología vaginal
    • Las mujeres deben hacerse un examen pélvico y una citología vaginal cada 1 a 2 años para verificar la presencia de cáncer de cuello uterino, dependiendo de la técnica.
    • Los exámenes de detección deben empezar dentro de los 3 años después de tener la primera relación vaginal o a la edad de 21 años.
    • Si usted tiene más de 30 años o si las citologías vaginales han sido negativas durante 3 años consecutivos, el médico puede decirle que sólo necesita un citología vaginal cada 2 a 3 años.
    • Las mujeres a quienes se les ha practicado una histerectomía total (extirpación del útero o del cuello uterino) pueden optar por no hacerse las citologías.
    • Las mujeres sexualmente activas deben hacerse pruebas de detección para infección por clamidia. Esto se puede hacer durante un examen pélvico.

EDADES DE 40 - 65

  • Medición de la presión arterial:
    • Hágase tomar la presión arterial cada 2 años, a menos que sea de 120-139/80-89 Hg o mayor. Luego, hágasela revisar cada año.
    • Esté atento a las tomas de presión arterial en el área de residencia y pregúntele al médico si puede pasar a hacérsela revisar. Chequee la presión arterial utilizando máquinas automáticas en las tiendas de abarrotes y farmacias locales.
    • Si el número superior (número sistólico) es mayor a 130 o el número inferior (número diastólico) es mayor a 85, llame al médico.
    • Si padece diabetes, cardiopatía, problemas renales o algunas otras afecciones, es posible que necesite un control más estricto.
  • Examen de colesterol:
    • Los hombres de más de 34 años deben hacerse revisar cada 5 años.
    • Las mujeres de más de 44 de deben hacerse revisar cada 5 años.
    • Si usted padece diabetes, cardiopatía, problemas renales o algunas otras afecciones, es posible que necesite un control más estricto.
  • Examen de cáncer de colon: las personas de edades entre 50 y 80 años deben ser examinados en búsqueda de cáncer colorrectal. Las personas de raza negra necesitan empezar a hacerse los exámenes a la edad de 45 años. Esto puede comprender:
    • Un examen coprológico hecho cada año.
    • Sigmoidoscopia flexible cada 3 - 5 años junto con un examen de guayacol en heces.
    • Colonoscopia cada 10 años.
    • Enema opaco de doble contraste.
    • Colonografía tomográfica computarizada (colonoscopia virtual).
    • Las personas con factores de riesgo para el cáncer de colon, como colitis ulcerativa prolongada, antecedentes personales o familiares de cáncer colorrectal o antecedentes de adenomas colorrectales grandes pueden necesitar una colonoscopia con más frecuencia.
  • Examen dental:
    • Acuda al odontólogo cada año para un examen y limpieza dentales.
  • Examen oftalmológico:
    • Si tiene problemas de visión, debe continuar con este examen cada 2 años.
    • Todas las personas (con o sin problemas oculares) deben empezar a hacerse exámenes regulares de los ojos cada 2 años después de la edad de 40 años.
    • Una vez que usted pase de los 45 años, asegúrese que le practiquen una tonometría para verificar si hay glaucoma.
  • Vacunas:
    • Usted debe recibir una vacuna antigripal todos los años después de la edad de 50 años.
    • Usted debe preguntarle al médico si debe hacerse aplicar una vacuna para reducir el riesgo de neumonía.
    • Usted debe hacerse aplicar una vacuna antitetánica y antidiftérica de refuerzo cada 10 años.
    • Se puede aplicar una vacuna contra la culebrilla o herpes zóster una vez después de la edad de 60 años.
  • Examen físico:
    • Hágase un examen físico cada 1 a 5 años.
    • La talla, el peso y el índice de masa corporal (IMC) se deben revisar en cada examen
    • No se recomiendan exámenes diagnósticos de rutina.
  • Hombres: examen de próstata
    • La mayoría de los hombres de 50 años o más debe acordar con su médico un examen para detección de cáncer de próstata. Los varones de raza negra y aquellos con una historia familiar de cáncer de próstata deben empezar a la edad de 45 años.
    • Las pruebas de detección pueden abarcar el examen de sangre para antígeno prostático específico y un tacto rectal.
  • Mujeres: exámenes de las mamas
    • Las mujeres deben autoexaminarse las mamas cada mes.
    • Las mujeres deben ponerse en contacto con su médico de inmediato si notan un cambio en sus mamas, sea o no que se realicen los autoexámenes de mamas.
    • El médico debe realizar un examen completo de las mamas cada año.
  • Mujeres: mamografías
    • Las mujeres de más de 40 años deben practicarse una mamografía cada 1 a 2 años, dependiendo de los factores de riesgo para buscar si hay cáncer de mama.
  • Mujeres: examen de osteoporosis
    • Todas las mujeres posmenopáusicas con fracturas deben hacerse una prueba de densidad ósea (DEXA).
    • Las mujeres menores de 65 años que tengan factores de riesgo para osteoporosis deben ser examinadas.
  • Mujeres: examen pélvico y citología vaginal
    • Las mujeres deben hacerse un examen pélvico y una citología vaginal anualmente en búsqueda de cáncer de cuello uterino y otros trastornos.
    • Si la citología vaginal ha sido negativa durante 3 años consecutivos, el médico puede decirle que sólo necesita una citología cada 2 - 3 años.
    • Las mujeres a quienes se les ha practicado una histerectomía total (extirpación del útero o del cuello uterino) pueden optar por no hacerse las citologías.
    • Las mujeres sexualmente activas deben hacerse pruebas de detección para infección por clamidia. Esto se puede hacer durante un examen pélvico.

EDAD DE 65 EN ADELANTE

  • Examen para aneurisma aórtica abdominal:
    • Los hombres de edades entre 65 - 75 años que hayan fumado deben hacerse una ecografía una vez para detectar aneurismas aórticos abdominales.
    • Otros deben hablar de dicho examen con sus médicos.
  • Medición de la presión arterial:
    • Hágase tomar la presión arterial cada año.
    • Si usted tiene diabetes, cardiopatía, problemas renales o algunas otras afecciones, puede necesitar un control más estricto.
  • Examen de colesterol:
    • Si el nivel de colesterol es normal, hágaselo revisar cada 3 a 5 años.
    • Si usted tiene diabetes, cardiopatía, problemas renales o algunas otras afecciones, puede necesitar un control más estricto.
  • Examen de cáncer de colon: se deben realizar los siguientes exámenes de detección
    • Un examen coprológico cada año
    • Una sigmoidoscopia flexible cada 3 a 5 años junto con una prueba de guayacol en heces
    • Una colonoscopia cada 10 años
    • Colonografía tomográfica computarizada (colonoscopia virtual).

Nota: los pacientes con factores de riesgo para el cáncer del colon, incluyendo colitis ulcerativa prolongada, antecedentes personales o familiares de cáncer colorrectal o antecedentes de adenomas colorrectales grandes pueden necesitar una colonoscopia con más frecuencia.

  • Examen dental:
    • Acuda al odontólogo cada año.
  • Examen oftalmológico:
    • Hágase examinar los ojos cada 2 años.
    • Asegúrese de que el médico revise si hay glaucoma.
  • Audiometría:
    • Hágase examinar la audición cada año.
  • Vacunas:
    • Si usted tiene más de 65 años, hágase aplicar una vacuna antineumocócica si nunca lo ha hecho antes o si le aplicaron una más de 5 años antes cumplir los 65 años.
    • Hágase aplicar la vacuna contra la gripe cada año.
    • Hágase aplicar una vacuna antitetánica y antidiftérica de refuerzo cada 10 años.
    • Se puede hacer aplicar una vacuna contra la culebrilla o herpes zóster una vez después de los 60 años.
  • Hombres: examen de próstata
    • Todos los hombres deben hablar del examen para cáncer de próstata con su médico.
    • Los exámenes pueden involucrar un examen de antígeno prostático específico o un tacto rectal.
  • Examen físico:
    • Solicite un examen físico anual.
    • En cada examen, hacerse revisar la talla y el peso.
    • Los exámenes diagnósticos de rutina no se recomiendan a menos que el médico encuentre un problema.
  • Mujeres: exámenes de las mamas
    • Las mujeres deben autoexaminarse las mamas cada mes.
    • Las mujeres deben ponerse en contacto con su médico de inmediato si notan un cambio en sus mamas, sea o no que se realicen los autoexámenes de mamas.
    • El médico debe realizar un examen completo de las mamas cada año.
  • Mujeres: mamografías
    • Las mujeres deben hacerse una mamografía cada 1 a 2 años dependiendo de los factores de riesgo para verificar si hay cáncer de mama.
  • Mujeres: examen de detección para osteoporosis
    • Todas las mujeres deben hacerse una prueba de densidad ósea (DEXA).
    • Pregúntele al médico acerca de la ingesta apropiada de calcio y el ejercicio que se necesita para ayudar a prevenir la osteoporosis.
  • Hombres: examen de detección para osteoporosis
    • Todos los hombres de más de 70 años deben hacerse una prueba de densidad ósea (DEXA).
  • Mujeres: examen pélvico y citología vaginal
    • Las mujeres deben hacerse un examen pélvico y una citología vaginal anualmente para buscar cáncer de cuello uterino y otros trastornos.
    • Si su citología vaginal ha sido negativa durante 3 años consecutivos, el médico puede decirle que sólo necesita una citología cada 2 - 3 años.
    • Las mujeres a quienes se les ha practicado una histerectomía total (extirpación del útero o del cuello uterino) pueden optar por no hacerse las citologías.
    • Si usted tiene más de 70 años y su citología vaginal ha sido normal durante 10 años o si los resultados del examen han sido normales durante 3 años consecutivos, puede optar por no hacerse más citologías vaginales.








Glosario de pruebas médicas



Análisis: consiste en estudiar una muestra de sustancias como orina o sangre para detectar posibles enfermedades.

 

Amniocentesis: se realiza a las embarazadas para detectar problemas en el feto. Se introduce una aguja en el abdomen para extraer una pequeña cantidad de líquido amniótico.

 

Angiografía: tipo de radiografía usado para ver el estado de las venas y arterias. Para poder captar estas imágenes se inyecta una sustancia contrastiva colorante que hace visibles las arterias.

 

 

 

Audiometría: se utiliza para evaluar la capacidad auditiva de una persona, por vía aérea y ósea, a través de sonidos y vibraciones.

 

Biopsia: consiste en la extracción de tejidos internos para su posterior análisis. Dependiendo de la zona de la que se vaya a extraer el tejido se utilizan distintos procedimientos.

 

Broncoscopia: permite visualizar las vías respiratorias (laringe, traquea y bronquios) mediante la introducción de un tubo flexible, acompañado de una cámara, por la nariz o la boca.

 

Cateterismo cardíaco: prueba realizada para comprobar el estado de las venas y arterias. Consiste en introducir un catéter (tubo fino y flexible), normalmente desde la ingle, por la vena aorta hasta el corazón. Un aparato de rayos X permite captar imágenes en tiempo real.

 

Cistometría: muestra la presión que se produce en el interior de la vejiga en relación con la cantidad de líquido (orina) presente en su interior.

 

Citología vaginal: el ginecólogo raspa la superficie del útero para obtener una muestra de células que posteriormente se analizan con el fin de detectar posibles anomalías.

 

Colonoscopia: se utiliza para detectar posibles anomalías en el interior del colón a través de una cámara adherida a un tubo que se introduce por el ano del paciente.

 

Colangiografía: técnica usada para visualizar las vías biliares (conductos del riñón) mediante el uso de una sustancia contrastiva y rayos X.

 

Densiometría ósea: se usa para medir la densidad de los huesos. Consiste en la aplicación de rayos X de baja intensidad en distintas zonas según lo que se quiera evaluar.

 

Ecografía: técnica que utiliza ultrasonidos para obtener imágenes de los órganos internos. Es una prueba habitual para controlar la evolución del feto durante el embarazo.

 

Ecocardiografía: tipo de ecografía que se realiza para detectar anomalías en el funcionamiento del corazón.

 

Electromiograma: prueba que mide la actividad eléctrica de los músculos a través de los impulsos nerviosos que llegan hasta ellos. Se introducen agujas con electrodos en los músculos en los que se va a estudiar la lesión o daño.

 

Electrocardiograma: consiste en medir la actividad eléctrica del corazón y la regularidad de sus latidos. Al paciente en reposo se le colocan distintos electrodos que darán lugar a un gráfico, donde se refleja la actividad del corazón.

 

Electronistagmograma: consiste en registrar los movimientos involuntarios de los ojos mediante el uso de unos electrodos que se colocan sobre y alrededor de ellos.

 

Endoscopia: consiste en la introducción de un aparato llamado endoscopio (tubo flexible con una luz y una cámara) en el interior del cuerpo. Sirve, por ejemplo, para realizar una biopsia o detectar posibles anomalías.

 

Enema opaco: técnica que permite visualizar el interior del intestino grueso usando rayos X y una sustancia contrastiva.

 

Espirometría: se realiza para valorar la capacidad pulmonar del paciente. Éste conectado a un aparato llamado espirómetro debe realizar una inspiración máxima y después expulsar todo el aire.

 

Gammagrafía ósea: prueba de medicina nuclear en la que se inyecta al paciente una sustancia radioactiva. Después, una cámara especial permite ver la cantidad de sustancia radioactiva que ha adquirido cada hueso y la actividad radioactiva que emite cada uno.

 

Histerosalpingografía: es una técnica radiológica que permite visualizar el interior del útero.

 

Laparoscopia: permite visualizar la zona abdominal y otros órganos cercanos a través de un aparato formado por un tubo flexible y una cámara que se introduce en una pequeña incisión realizada en la zona abdominal.

 

Laringoscopia: consiste en ver el interior de la faringe, bien sea por medio de un espejo colocado en la parte superior del paladar o bien introduciendo hasta la laringe un aparato que recibe el nombre de laringoscopio.

Linfografía: técnica que permite observar los vasos y ganglios linfáticos usando rayos X y administrando de forma intravenosa una sustancia contrastiva.

 

Mamografía: utilizando rayos X se obtienen imágenes del interior de las mamas para detectar posibles anomalías como un tumor benigno o maligno.

 

Mielografía: radiografía de la médula espinal en la que previamente se ha inyectado un líquido contrastivo que permite ver la forma de la cavidad medular. Se usa por ejemplo para detectar hernias discales.

 

Papanicolau: véase citología vaginal.

 

Paracentesis: se realiza para detectar alguna enfermedad o para extraer líquido acumulado en esa zona de manera anormal. Consiste en realizar una punción abdominal con una aguja.

 

PET (Tomografía por emisión de positrones): procedimiento de medicina nuclear basado en la obtención de imágenes del organismo a partir de la actividad radiactiva que emiten los positrones (sustancia radiactiva) administrados en ínfima cantidad al paciente.

 

Potenciales evocados: consiste en medir la capacidad de las vías sensitivas. Si las respuestas al estímulo no llegan o llegan más tarde de lo esperado es que hay una anomalía en el funcionamiento del sistema nervioso.

 

Prueba del lazo: se trata de comprobar la fragilidad de las paredes capilares. Consiste en observar las pequeñas manchas de sangre que aparezcan en una zona oprimida previamente con un lazo.

 

Prueba de esfuerzo cardiaca: consiste en registrar la actividad eléctrica del corazón de una persona mientras realiza ejercicio físico.

 

Prueba de Rumple-Leede: véase prueba del lazo.

 

Punción lumbar o cultivo de líquido cefalorraquídeo: se trata de obtener una muestra del líquido cefalorraquídeo, generalmente con la ayuda de una aguja y colocando al paciente en una determinada posición.

 

Rinomanometría: técnica utilizada para medir la resistencia que presentan las fosas nasales al paso del aire. Se utiliza un aparato conectado a las fosas nasales y a un ordenador.

 

Rinometría acústica: es un estudio de la forma y amplitud de las fosas nasales. Se realiza a partir de los datos obtenidos por la forma y amplitud que una onda sonora adopta en la cavidad nasal del paciente.

 

Resonancia magnética nuclear: permite captar imágenes del interior del cuerpo en tres dimensiones. Se introduce al paciente en un tubo para que por medio de un campo magnético y ondas de radiofrecuencia se capten imágenes precisas de la zona que se desea.

 

Sialografía: técnica de rayos X usada para observar las glándulas salivales y sus conductos con la ayuda de una sustancia contrastiva.

 

TAC (Tomografía Axial Computarizada): prueba que se realiza a través de un escáner que transmite imágenes del interior del cuerpo humano a un ordenador. A veces, se usan sustancias contrastivas que ocultan determinados tejidos del cuerpo para dejar ver el funcionamiento de otros.

 

Urografía: técnica que permite observar el aparato urinario mediante el uso de rayos X y la administración de una sustancia contrastiva.



Examenes medicos de la A -Z






























 


Exámenes bioquimicos sanguíneos y hematológicos comunes:

 

Examen
Usos
Albúmina (ALB)

Producida por el hígado. Los niveles reducidos de esta proteína pueden ser indicio de una enfermedadcrónica del hígado o los riñones, o de parasitosis crónicas que produzcan disminución de los niveles proteicos sanguíneos (ancilostomas, ascaris, trichuris).

 

ALT ( GPT)
AST (GOT)
Enzimas cuyo nivel se eleva a causa de enfermedades del hígado.
Fosfatasa alcalina(ALKP)
Una enzima producida por el conducto biliar (hígado). Los niveles elevados de esta enzima pueden ser indicio de una enfermedad del hígado o el síndrome de Cushing.
Amilasa (AMYL)
El páncreas produce y secreta amilasa para ayudar a la digestión. Los niveles elevados pueden indicar una enfermedad pancreática y/o renal.
Nitrógeno de la urea sanguínea(BUN)
El BUN es producido por el hígado y excretado por los riñones. La determinación de su nivel ayuda a detectar anormalidades en el hígado y los riñones.
Calcio(Ca2+)
Los niveles elevados de este mineral pueden indicar ciertos tipos de tumores, y enfermedades parasitarias,endócrinas y renales (muy importante para pronósticos de insuficiencia renal).
Colesterol (CHOL)
Los niveles elevados del colesterol se observan en diversos trastornos, incluyendo el hipotiroidismo y enfermedades del hígado.
Creatinina(CREA)
La creatinina es un subproducto del metabolismo muscular y es excretada por los riñones. Los niveles elevados pueden indicar enfermedades renales u obstrucción urinaria (se utiliza para criterio de pronóstico de enfermedades renales junto con el calcio y el fósforo).
Glucosa sanguínea(GLU)
Los niveles elevados pueden ayudar a diagnosticar diabetes e indicar estrés, especialmente en los gatos. Los niveles bajos pueden indicar una enfermedad del hígado o insulinoma (tumor pancreático).
Fósforo(PHOS)
Puede ser indicio de enfermedad renal si su nivel es elevado.Tambien se utiliza para evaluación de hiperparatiroidismo.
Bilirrubina total (TBIL)
Un componente de la bilis, la bilirrubina es secretada por el hígado hacia el sistema intestinal. Los niveles de bilirrubina sanguínea resultan útiles para diagnosticar problemas en los conductos biliares.
Electrolitos (sodio, potasio, cloruro)
El equilibro de estos iones es indispensable para la salud de su animal. Los niveles anormales pueden poner en peligro la vida. Las pruebas de electrolitos son importantes para evaluar los vómitos, la diarrea y los síntomas cardíacos.
Proteína total(TP)
El nivel de TP puede indicar diversas condiciones, incluyendo la deshidratación y enfermedades del hígado, los riñones o el sistema gastrointestinal.
Recuento sanguíneo completo (su sigla en inglés es CBC), que incluye:
* Recuento de glóbulos blancos (su sigla en inglés es WBC).
* Recuento de glóbulos rojos (su sigla en inglés es RBC).
* Recuento de
plaquetas.
* Concentración de hemoglobina (HB, el pigmento transportador de oxígeno de los glóbulos rojos).
* Recuento sanguíneo diferencial.
Ayuda a diagnosticar la anemia y otros trastornos de la sangre y determinados cánceres de la sangre; se utiliza además, para monitorizar la pérdida de sangre y orientar hacia tipos y gravedad de ciertas infecciones.
El examen microscópico de las
células (sea glóbulos rojos o blancos) puede suministrar información sobre el tipo de anemia o inflamación, u otras anormalidades.
Proporciona información sobre la cantidad de glóbulos rojos (eritrocitos) en la sangre. Esta prueba se utiliza para diagnosticar de una manera rápida (no es tan específica).
Recuento de plaquetas.
Para diagnosticar y, o monitorizar la hemorragia y los trastornos de la coagulación.
Tiempo de Trombina y Tiempo de Protombina parcial activada
Para evaluar las hemorragias y los trastornos de la coagulación, y para monitorizar las terapias anticoagulantes.

El laboratorio clínico es el lugar donde los Profesionales de laboratorio de diagnóstico clínico (Tecnólogo Médico,Técnicos Superiores de Laboratorio Clínico, Bioquímicos, Químicos Farmaceuticos y Médicos) realizan análisis clínicos que contribuyen al estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de los problemas de salud de los pacientes. También se le conoce como Laboratorio de Patología Clínica.


Los laboratorios de análisis clínicos, de acuerdo con sus funciones, se pueden dividir en:

  1. Laboratorios de Rutina. Los laboratorios de rutina tienen cuatro departamento básicos: Hematología, Inmunología, Microbiología y Química Clínica (o Bioquímica).
    Los laboratorios de rutina pueden encontrarse dentro de un hospital o ser externos a éste. Los laboratorios hospitalarios, con frecuencia tiene secciones consideradas de urgencia, donde se realizan estudios que servirán para tomar decisiones críticas en la atención de los pacientes graves. Estudios tales como citometría hemática, tiempos de coagulación, glucemia, urea, creatinina y gases sanguíneos.
  2. Laboratorios de Especialidad. En los laboratorios de pruebas especiales se realizan estudios más sofisticados, utilizando metodologías como amplificación de ácidos nucléicos, estudios cromosómicos, citometría de flujo y cromatografía de alta resolución, entre otros. Estas pruebas requieren instalaciones y adiestramiento especial del personal que las realiza. Con frecuencia, estos laboratorios forman parte de programas de investigación.

Es importante también considerar, dentro del proceso de análisis, la obtención de las muestras biológicas. Este proceso conocido como toma de muestras, abarca la flebotomía, proceso por el cual se extráe una muestra de sangre; la obtención de otro tipo de muestras, como orina y heces


 




=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
El ejercicio físico es necesario para la salud.