lissettej - EL EMBARAZO
   
  lissettej
  Inicio
  RECETAS DOMINICANA
  El CuerPo HuMaNo
  PLANTAS Y REMEDIOS CASEROS
  Trucos de belleza
  Vitaminas y Minerales
  PRIMEROS AUXILIOS
  ETICA MEDICA
  TIPOS DE ENFERMEDADES
  VIH/SIDA
  ENFERMEDADES DE TRANSMISION SEXUAL (ETS)
  ENFERMEDADES MENTALES
  ENFERMEDADES GENETICA
  EL EMBARAZO
  TU BEBE
  ABORTOS
  COMPORTAMIENTO Y CONDUCTA HUMANA
  SeXo , sExUaLiDaD y SeNsUaLiDaD
  DROGAS
  AlCohOLiSmO
  Bulimia Y Anorexia
  Obesidad
  eXaMeNeS Y pRuEbAs mEdIcA
  EDUCACION SEXUAL
  RELACION DE PAREJAS
  LA VIOLENCIA
  SEXO AL DESNUDO
  AmOr Y SeXo..
  Solo para mujeres...
  PARA MUJERES
  PARA HOMBRES
  HOMBRES VS. MUJERES*
  LIBRO DE VISITANTES
  MIS FOTOS

lissettej copyrigth derechos reservados 2011

           
  
                               Embarazo


Se denomina gestación, embarazo o gravidez (del latín gravitas) al período de tiempo que transcurre entre la fecundación del óvulo por el espermatozoide y el momento del parto. Comprende todos los procesos fisiológicos de crecimiento y desarrollo del feto en el interior del útero materno, así como los importantes cambios fisiológicos, metabólicos e incluso morfológicos que se producen en la mujer encaminados a proteger, nutrir y permitir el desarrollo del feto, como la interrupción de los ciclos menstruales, o el aumento del tamaño de las mamas para preparar la lactancia.

En la especie humana las gestaciones suelen ser únicas, aunque pueden producirse embarazos múltiples. La aplicación de técnicas de reproducción asistida está haciendo aumentar la incidencia de embarazos múltiples en los países desarrollados.

El embarazo humano dura unas 40 semanas desde el primer día de la última menstruación o 38 desde la fecundación (aproximadamente unos 9 meses). El primer trimestre es el momento de mayor riesgo de aborto espontáneo; el inicio del tercer trimestre se considera el punto de viabilidad del feto (aquel a partir del cual puede sobrevivir extraútero sin soporte médico).






Dudas, síntomas y molestias del embarazo 

Existen muchos síntomas y molestias del embarazo, especialmente los primeros meses. Pero cada mujer y cada embarazo es diferente. Aquí te decimos qué es normal cuando estás encinta.



Síntomas comunes de embarazo

Ausencia del período

Aunque pueden haber otras razones (como el estrés u otro tipo de problema), si tienes retraso es posible que estás embarazada, sobre todo si tu menstruación es regular.

Pechos dolorosos, hinchados y más oscuros

Unas tres semanas después de la fecha de concepción, puedes sentir hinchazón, sensibilidad y cierto dolor en los pechos, sobretodo en la zona del pezón debido a la acción del estrógeno y la progesterona. La areola que rodea los pezones se torna más oscura. 

Manchas ligeras y/o flujo vaginal

A los 8 ó 10 días después de la ovulación, el cuello uterino está formando el tapón mucoso para bloquear su orificio, para que el bebé no adquiera infecciones. Puedes notar un aumento en las secreciones vaginales, pero sin olor, rasquiña ni quemazón en condiciones normales. 

Cansancio

La mayoría de las embarazadas siente más cansancio porque durante las primeras semanas empiezas a producir más sangre para llevar nutrientes al feto. 

Náuseas o vómitos

Se presentan por el aumento de las hormonas, estrógeno, progesterona y cambios metabólicos.

Orinar con mayor frecuencia

Tu útero aumenta de tamaño. Mientras aún está bajo, presionará cada vez más la vejiga, de modo que sentirás necesidad de orinar con más frecuencia.
 

Otros efectos del embarazo

Aumento de Peso

La embarazada de peso promedio debe aumentar entre 22 y 30 lbs (unos 10 a 14 kg) en el total, pero la mayor parte de este aumento es en los últimos meses.

Estreñimiento y hemorroides en el embarazo

El efecto de las hormonas en el sistema digestivo así como la presión que ejerce el útero creciente sobre los intestinos, son la causa del estreñimiento. Durante el último trimestre de embarazo, el útero engrandecido aumenta su presión sobre el recto y ocasiona hemorroides. No tomes laxantes ni remedios sin consultar al médico.

Acidez Gástrica

Ocurre cuando los alimentos digeridos son empujados desde el estómago hacia el esófago. Es un mito que tenga que ver con la cantidad de pelo del bebé.

Antojos y olores extraños

Puedes experimentar antojos en el embarazo o rechazar comidas porque tu sentido del olfato se pone más sensible. Lo que es anormal es que se te antoje cosas como tierra, ceniza, barro, tiza, hielo, almidón para la ropa, bicarbonato, jabón, pasta de dientes, trozos de pintura de las paredes, yeso, cera, granos de café o incluso colillas de cigarrillos. Este comportamiento se conoce como pica y merece consultar al médico.

Dificultad al respirar

Esto ocurre durante el tercer trimestre pues el feto está ocupando más espacio en el abdomen.

Mareos y cefaleas (dolor de cabeza)

Aunque son más frecuentes en la mañana, los mareos pueden sobrevenir en cualquier momento del día, especialmente si no comes con frecuencia y baja el nivel de azúcar en la sangre, puedes sentir dolores de cabeza. Es anormal: dolor severo, especialmente acompañado de presión alta o hinchazón.

Dolores de espalda

Efecto del aumento de tu abdomen y del incremento de peso. Generalmente afecta al nervio ciático.

Hinchazón

Se debe a la retención de agua en los tejidos, especialmente en tus pies. Es anormal: Si se hinchan tus manos o rostro, por favor avísale a tu obstetra.

Dolor Pélvico

Sentirás molestias en la zona de la pelvis por el peso y el crecimiento de tu barriga.

Várices

Se producen por la presión que el útero ejerce en la parte baja de su abdomen que dificulta la circulación.

Estrías

El sobrepeso hace que la piel tenga que soportar mayor tensión.

Cloasma (manchas oscuras en la cara)

Estas manchas oscuras se conocidas como máscara del embarazo o paño del embarazo (aunque su nombre médico es Cloasma o Melasma). Las mujeres de tez más oscura son más propensas a esta afección que es el resultado de los cambios hormonales que se producen durante el embarazo. La mejor prevención es evitar exponerse al sol.

Los calambres en las piernas

Estos calambres suelen empezar a producirse durante el segundo trimestre y pueden según avanza el embarazo. Pueden ocurrir durante el día, pero los notarás más durante la noche.

No es normal: Si el dolor muscular es constante y no es simplemente un calambre ocasional, o si notas hinchazón o sensibilidad en la pierna llama al médico. Estos pueden ser indicios de que hay un coágulo de sangre, que requiere de atención médica inmediata. Los coágulos de sangre son poco comunes, pero aumenta el riesgo de sufrirlo durante el embarazo.

Sentir al bebé

En general, la primera sensación de movimiento fetal ocurre entre las semanas 14 a 26, aunque el promedio de las embarazadas siente a su bebé por primera vez entre las semanas 18 a la 22. Algunas sienten un leve mariposeo en el vientre, otras pequeños golpes. Es anormal: sentir al bebé y luego dejar de sentirlo por más de 6 horas en el tercer trimestre del embarazo.









¿Cuándo puedo quedar embarazada?

Para saber cuando una mujer puede quedar embarazada, es necesario comprender cuál es su período fértil o, en otras palabras, cuáles son los días del ciclo menstrual en los que se embarazará si tiene relaciones sexuales.
 


Varios son los métodos para saber el período fértil(días en que puede quedar embarazada):

1-Cálculo por calendario
2-Temperatura basal
3-Moco cervical
4-Combinación de los anteriores(Más seguro)


En este espacio, hablaremos del Método del Ritmo o Calendario, cuyo objetivo es conocer el día de comienzo y fin del período fértil.

En primer lugar, debemos conocer la duración de los ciclos menstruales de la mujer por lo menos durante los 6 últimos meses, anotando en un calendario la duración de cada ciclo, contando los más cortos y los más largos. Tenga en cuenta que el ciclo inicia el primer día que la mujer sangra.

Al conocer el tiempo de duración de los ciclos, se toma el período que duró menos y se le resta 18 y al ciclo que duró más se le resta 11. El resultado son los días que la mujer puede quedar embarazada.

  • Por ejemplo, si los ciclos de la mujer duraron entre 27 y 31 días:
                        27 días ciclo corto menos 18 =9
                        31 días ciclo largo menos 11 =20

Significa que entre el día 9 y 20 del ciclo, la paciente puede quedar embarazada, no quedará embarazada si sus relaciones son antes del día 9 o después del día 20.
 






Antes de Quedar Embarazada

Cómo Concebir

Ha reflexionado cuidadosamente sobre la maternidad y ha decidido que está lista. Ha dejado de fumar y de tomar alcohol. Ha llevado una dieta sana y está tomando 400 microgramos de ácido fólico todos los días. También se ha hecho una revisión médica con su proveedor de atención médica. Si es así, está lista para empezar a intentar quedar embarazada. 

Cómo ocurre la concepción
Catorce días antes del primer día de la menstruación los ovarios de la mujer liberan un óvulo. Esto ocurre todos los meses y el fenómeno se llama ovulación.

Cuando una pareja tiene relaciones sexuales (y no usan métodos anticonceptivos) durante el momento de la ovulación, el esperma de un hombre nada hasta encontrarse con el óvulo de la mujer. Uno de los espermas penetra el óvulo. A este proceso se le llama fertilización o concepción.

El óvulo fertilizado, o embrión, viaja al útero de la mujer (matriz), se adhiere a la pared del útero y crece.

Acerca de los métodos anticonceptivos
No existen reglas sobre el tiempo que debe esperar para empezar a tratar de quedar embarazada luego de dejar el uso de los anticonceptivos. Usted puede comenzar de inmediato. Pero, si sus reglas o períodos no son regulares, se le puede hacer difícil determinar el mejor momento para la concepción.

  • Si usted ha estado usando las pastillas anticonceptivas, le puede tomar de uno a dos meses para que sus períodos se regulen luego de dejar de tomarlas.
  • Si usted ha estado usando la Depo-Provera, puede tomar de tres meses a un año para que ovule regularmente luego de su última inyección.
  • Si usted tiene el DIU (dispositivo intrauterino) o los implantes, usted puede comenzar a tratar de quedar embarazada una vez le retiren el dispositivo.
  • Los métodos de barrera - como los condones, diafragmas y espermicidas - dejan de trabajar a la vez que se dejen de usar.

Cuándo está su cuerpo listo para concebir
El óvulo de una mujer es fértil sólo durante 12 a 24 horas después de que es liberado. El esperma de un hombre puede vivir hasta 72 horas una vez liberado dentro de la vagina de una mujer durante el acto sexual. Así que el mejor momento para tratar de concebir es:

 

Recuerde: Se necesitan dos para lograr un embarazo
Si usted está teniendo problemas para quedar embarazada, su pareja puede tomar ciertos pasos para ayudar la producción de esperma:

  • Dejar de fumar
  • Limitar la cantidad de bebidas alcohólicas que él toma
  • Dejar de usar la marihuana y otras drogas
  • Usar "boxers" o pantalones sueltos en vez de calzones y pantalones ajustados
  • Preguntarle al profesional de la salud acerca de los medicamentos recetados que él toma. Algunos medicamentos que se usan para tratar la alta presión de la sangre, infecciones y otras condiciones de salud pueden afectar la fertilidad del hombre.

 






    10 pasos para hacer antes de quedar embarazada

Piense en las consecuencias: la pareja debe tener en cuenta los cambios que sufrirán y las responsabilidades que implica un hijo en casa. Así que la comunicación es fundamental. Hable sinceramente con el otro y manifiéstele sus deseos.

La siquiatra de mujeres Rocío Barrios, recomienda a las parejas no tener un bebé antes de los dos años de compromisos, porque deben compenetrarse, disfrutar y adaptarse. Agrega que una persona debería tener su hijo cuando tiene una madurez sicológica, es decir, entre los 25 y 35 años de edad. Recuerden que la base del matrimonio no son los hijos, sino la pareja.

Hágase un chequeo médico: seis meses antes, debe realizarse un examen preconcepcional para conocer su historia clínica. Este se hace con el fin de detectar enfermedades asociadas y para evitar malos resultados reproductivos. “La salud durante el embarazo depende del estado previo a la concepción”, afirma Blas García, ginecólogo de la Sociedad Colombiana de Ginecología.
 
Para este especialista es importante evaluar, de manera temprana, los factores de riesgo de la paciente, su estatura y su peso.

Realice ejercicio: los especialistas recomiendan que dos meses antes de quedar en cinta, la mujer debe empezar a realizar ejercicios cardiovasculares y de flexibilidad. Es recomendable que consulte a su médico, para saber cuáles son los ejercicios indicados, dependiendo el peso, la talla y el estado de las articulaciones. Lo más importante es realizar ejercicios para los músculos del piso pélvico, que rodean la vagina y sostienen el útero y otros órganos.

Deje el cigarrillo y el licor: como medida de prevención deje el licor, el cigarrillo y las drogas, como mínimo, dos meses antes de la preparación de su embarazo. El tabaco puede hacer que le resulte más difícil quedar embarazada, además retarda el crecimiento del pequeño.

Consuma suplementos: son necesarios para las mujeres que presentan deficiencias de elementos esenciales para el perfecto desarrollo del cerebro y de la médula espinal del bebé. Sin embargo, debe ser autorizado por el médico.

El hierro, el calcio y el ácido fólico son importantes en este proceso. Este último es una sustancia esencial para la formación del tubo neural, que se encuentra en los vegetales, los cereales fortificados, las legumbres y el jugo de naranja.

Mantenga una dieta balanceada: lo primero que debe hacer es verificar que su peso esté en el punto ideal. Una vez que comience a buscar el embarazo, no trate de perder peso, podría ser nocivo para su bebé. Es necesario consumir suplementos como, el ácido fólico, las vitaminas y los minerales.
 
Los alimentos que no deben faltar son: tres porciones al día de lácteos; dos de verduras; dos de frutas y cinco o seis harinas. Se debe evitar el exceso de azúcar y de grasas. “Si se planea la alimentación antes de quedar embarazada, los beneficios no solo son para el mujer, también para el bebé, porque no sufrirá problemas de peso y se podrán prevenir las enfermedades”, explica la nutricionista dietista Luz Estela Hidalgo.

Reduzca la cafeína: beber más de dos tazas al día puede dificultar que usted quede en embarazo.

Exámenes importantes: antes de embarazarse debe revisar su plan de vacunación (rubéola, varicela, sarampión y paperas, puestas en la infancia). Además, debe dejar, como mínimo un mes, para que su cuerpo se desintoxique de los anticonceptivos. “En la preparación del embarazo no se deben tener relaciones sexuales con otros hombres, para evitar las enfermedades de transmisión sexual”, señala García.

Evite el estrés: si usted cumple los anteriores nueve pasos, lo más probable es que no tenga cansancio.
Tenga en cuenta que podría afectar su embarazo y, muy seguramente, a su bebé. En extremo, podría aumentar el riesgo de parto prematuro, bajo peso al nacer y aborto espontáneo.

Verifique su billetera: debe saber que cuando el bebé nace, la realidad financiera cambia drásticamente. Así que es necesario fijar un presupuesto mensual. Pañales, leche, ropa, cuna, coche, seguro médico, estudio… en fin, esto es sólo una parte de los nuevos gastos en que deben incurrir las parejas que se embarcan en la bonita y difícil tarea de ser padres. Tenga en cuenta qué y cuánto necesita su hijo, especialmente en su primer año de vida. No derroche el dinero.




 

Durante su Embarazo

Las vacunas durante el embarazo

Si está embarazada o está planeando un embarazo, consulte a su profesional de la salud para asegurarse de que tenga sus vacunas al día. Algunas infecciones puede ser peligrosas para la mujer embarazada y su bebé. Hable con su profesional de la salud sobre los riesgos y beneficios de las vacunas durante el embarazo. Su profesional de la salud podrá indicarle qué vacunas son adecuadas para usted antes, durante y después del embarazo. 


¿Cómo funcionan las vacunas?

Los organismos minúsculos (como los virus y las bacterias) que invaden el cuerpo causan infecciones que pueden hacer que se enferme. Cuando usted adquiere una infección, su cuerpo combate estos organismos y crea una defensa especial (anticuerpos) contra ellos. En muchos casos, una vez que su cuerpo ha creado esta defensa, usted es inmune a ese tipo de infección y no se va a enfermar por ella en el futuro.

Las vacunas usualmente contienen una pequeña cantidad del organismo que causa la infección. En general, la vacuna contiene la cantidad necesaria del organismo para ayudar a su cuerpo a defenderse de la infección, pero no contiene lo suficiente como para que se enferme. De este modo, las vacunas permiten que usted cree inmunidad a una infección sin haber tenido la enfermedad primero.

Existen tres tipos principales de vacunas:

  • Aquellas que contienen un organismo activo, pero debilitado
  • Aquellas que contienen una organismo inactivado
  • Aquellas que contienen toxoides (proteínas químicamente modificadas que vienen de bacterias)

Generalmente, las vacunas con virus activos no son recomendadas para las mujeres embarazadas.




¿Qué vacunas son recomendadas antes del embarazo?
El mejor momento para hablar sobre las vacunas es durante la visita con su profesional de la salud antes de quedar embarazada. Antes del embarazo, usted puede obtener vacunas que la protegerán a usted y a su bebé durante el embarazo.

Algunas enfermedades que se pueden prevenir con vacunas, como la rubéola (sarampión alemán) y la varicela, pueden causar defectos de nacimiento u otros problemas en el bebé si usted se infecta por ellas durante el embarazo. 

Estas vacunas están hechas con virus activos Después de la vacuna, debe esperar al menos un mes antes de tratar de quedar embarazada.

Si usted nunca ha recibido la vacuna Dtap, pregúntele a su profesional de la salud si usted debe recibir la vacuna antes del embarazo. 

Esta vacuna la puede proteger contra:

  • El tetáno, una enfermedad seria del sistema nervioso central
  • La difteria, una infección respiratoria peligrosa
  • Pertusis (tosferina)


    La vacuna Dtap debe reemplazar su próxima vacuna de refuerzo contra el tétano/difteria (Td) (generalmente recomendada cada 10 años, aunque usted puede recibir la Dtap si su último refuerzo de Td fue por lo menos hace dos años). 

    Los CDC no recomiendan la parte de la vacuna contra la pertusis durante el embarazo, porque la información en cuanto a su seguridad durante el embarazo es limitada. (La vacuna contra la pertusis está hecha con partes inactivas de la bacteria.) La inyección de Td, hecha con toxoides, es segura durante el embarazo.


 





Etapas del embarazo

Primer mes de gestación. 
Durante las primeras 8 semanas, el bebé es un embrión. Aparecen los botoncitos de las extremidades, que crecerán para formar los brazos y las piernas. El corazón y los pulmones se empiezan a formar.
 
El corazón empieza a latir el 25º día. El tubo neural, que se convierte en el cerebro y la médula espinal, se empieza a formar. Al final del primer mes, el embrión mide aproximadamente 9 mm y pesa 0,5 gr En esta primera etapa del embarazo, los ejercicios físicos traen muchos beneficios para la mujer. Sin embargo, es necesario que, antes de empezarlos, consultes con tu médico sobre el tipo de ejercicio más recomendable para tu caso.

El cuerpo de la mujer embarazada

El cuerpo de la futura mamá empieza a enviar señales que confirman una sospecha de embarazo. La confirmación se hará a través de un test (comercia)l de orina, o con un análisis de sangre. 

El embarazo estará confirmado si en ambas pruebas se detecta la existencia de la Hormona Gonadotropina Coriónica Humana (GCH), la cual indica que un nuevo ser ha sido concebido en el vientre de la mujer.
 
En razón del cambio hormonal en su cuerpo, la mujer embarazada puede experimentar fatiga, náuseas y vómitos, un aumento del volumen de los pechos, más ganas de orinar (debido a que el aumento del útero ejerce presión sobre la vejiga), alguna incomodidad pélvica, y un exagerado sentido del olfato. La acción de las hormonas también provocará inestabilidades en el lado emocional de la mujer. Aunque esté feliz por haber deseado al hijo que espera, también podrá sentirse nerviosa, insegura, y miedosa. 


Guía para el cuidado prenatal en el primer mes de embarazo

 Los primeros meses son esenciales para su desarrollo. Todo o casi todo lo que hagas repercutirá sobre la salud del bebé que tienes en la barriga. Si fumas, lo más aconsejable es que dejes de hacerlo por el bien de tu bebé. Recuerda que su salud dependerá de la dieta alimentar que sigas, de tu estado emocional, y de todo a que se exponga. 



segundo mes de embarazo
En esta etapa se forman todos los sistemas y órganos principales del cuerpo aunque no se desarrollan completamente.

Las etapas iniciales de la placenta, la cual hace el intercambio de sustancias nutritivas que vienen del cuerpo de la mamá y los productos de desecho producidos por el bebé, son visibles y ya funcionan. 

Se forman las orejas, los tobillos y las muñecas.  También se forman y crecen los párpados pero aún permanecen sellados. Se forman los dedos de las manos y de los pies. Para el final del segundo mes, el feto ya se ve más como una personita, mide 4 cm y pesa 5 gr.

El cuerpo de la embarazada

Todavía se siente los pechos sensibles; los pezones y el área alrededor de ellos empiezan a ponerse oscuros. Puede que continúes con la náusea matutina. Puede sentirse también fatigada y necesitar descansar más a medida que tu cuerpo se ajusta al estado de embarazo. La cantidad total de sangre del cuerpo de la futura mamá, aumenta.


Guía para el cuidado prenatal

Es recomendable que visite al médico para que te haga un examen de cuidado prenatal. Coma una variedad de alimentos saludables de los cinco grupos principales de alimentos: cereales y granos; frutas; verduras; productos lácteos; y carnes.
Continúe complementando tu dieta con ácido fólico durante el segundo y tercer meses de embarazo para reducir el riesgo de ciertos defectos congénitos.
Tome por lo menos de 6 a 8 vasos de agua, zumo de frutas y/o leche todos los días.




Tercer mes de embarazo

Pasadas las 8 primeras semanas del embarazo, al bebé no se llama embrión. Se llama feto. Los dedos de las manos y de los pies ahora tienen uñas suaves. La boca presenta veinte botoncitos que se convertirán futuramente en los ''dientes de leche". Por primera vez, la madre podrá oír los latidos del corazón de su bebé (10 a 12 semanas). Durante el resto del embarazo, todos los órganos del cuerpo madurarán y el feto aumentará de peso.

Para el final de este mes, el feto mide aproximadamente 10 cm y pesa 20 gr.

Cambios en el cuerpo de la embarazada

Se recomienda que visite al médico para que se te haga un examen de cuidado prenatal. Para que tu bebé esté bien nutrido hace falta que introduzcas un ligero aumento de casi todas las vitaminas y minerales, en tu alimentación. Se puede satisfacer esta necesidad por medio de una dieta saludable, nutritiva y bien equilibrada.

En esta etapa es normal que la madre ya haya aumentado entre 3 y 4 libras en su peso. Una mujer que empieza su embarazo teniendo un peso normal debe aumentar entre 25 y 35 libras. Consulta con tu médico el peso ideal que debes tener en este mes. Si has tenido náuseas y vómitos hasta ahora, la tendencia en que disminuyan hasta el final de este mes.

El ejercicio físico puede ser agradable y bueno tanto para la madre como para el feto. Una buena elección es hacer caminatas. Pero no te olvides de buscar la opinión del médico. Si tu médico recomienda una prueba prenatal por medio de una biopsia de las vellosidades, ésta se le hará ahora.

Guía del cuidado prenatal

Como cada mes, visita al médico para que se te haga un examen de cuidado prenatal. Para que tu bebé crezca bien nutrido, en esta etapa necesitará de un ligero aumento de casi todas las vitaminas y minerales. Se puede satisfacer esta necesidad por medio de una dieta saludable, nutritiva y bien equilibrada. 

Tu peso habrá aumentado aproximadamente entre 3 y 4 libras. Una mujer que empieza su embarazo teniendo un peso normal debe aumentar entre 25 y 35 libras. De todas formas consulta siempre con tu médico sobre el peso que debes tener. 

El ejercicio puede ser agradable y bueno para ti y para tu bebé. Una buena elección es hacer caminatas. Si el médico recomienda una prueba prenatal por medio de una biopsia de las vellosidades, ésta se le hará ahora.





Cuarto mes de gestación
 esta etapa del embarazo el feto se mueve, patea, traga, y puede oír las voces del exterior. La piel es rosada y transparente. El cordón umbilical continúa creciendo y ampliándose para llevar suficiente alimento de la madre al feto.

No se puede ignorar que la madre también puede pasar sustancias dañinas como el tabaco, el alcohol y otras drogas.

La placenta está completamente formada. Para el final del 4º mes, el feto mide aproximadamente 15 cm. y pesa 93 gr.

El cuerpo de la madre embarazada

Se sentirá con más apetito a medida que la náusea matutina va desapareciendo, y seguramente se sentirá con más energía. Hacia el final de estemes (16-20 semanas), probablemente sentirá, por primera vez, un leve movimiento del bebé; debe decírselo a tu médico. La barriga se hace mayor- este mes probablemente necesitarás ropa de maternidad y sostenes más grandes. 

Guía para el cuidado prenatal

No te olvides de ir a visitar a tu médico para que te haga un examen de cuidado prenatal. Las mujeres embarazadas necesitan más hierro - más de lo que una dieta adecuada provee. El médico probablemente le recomiende que tome suplementos de hierro. 

Notarás un incremento en tu peso de aproximadamente 250 gramos por semana, o de 6 a 7 kilos, durante el segundo trimestre (del cuarto al sexto mes). Si tu médico recomienda pruebas prenatales usando la amniocentesis o prueba de alfa-proteína (AFP) para detectar defectos del tubo neural, éstas se harán de la semana 16 a la 18. 




Quinto mes de embarazo
La futura mamá comprueba entusiasmada que el feto empieza a estar más activo, moviéndose de lado a lado, y que a veces se voltea totalmente.
Las uñas de los dedos le han crecido hasta la punta de los mismos.
El feto duerme y se despierta a intervalos regulares.

El feto tiene un mes de crecimiento muy rápido. Al final del 5º mes, el feto mide 25 cm y pesa 245 gr.

El cuerpo de la madre embarazada

Si no le ha sucedido todavía , usted empezará a sentir que su bebé se mueve dentro de su abdomen. Y debe decirlo a su médico.
Su útero ha crecido hasta la altura del ombligo.
Su corazón late más rápido.
Usted, como ella, puede necesitar 8 horas de sueño todas las noches. Durante el día, tome períodos de descanso si se siente fatigada. No haga esfuerzos excesivos.

Guía para el cuidado prenata
Vaya a visitar a su médico para que se le haga un examen de cuidado prenatal.
El crecimiento y el aumento de peso de su bebé tendrán la tendencia a ser afectados si usted todavía fuma, bebe o toma drogas.
Nunca es demasiado tarde para dejar de hacerlo o disminuir la cantidad en lo que más pueda.
Continúe comiendo una dieta saludable y nutritiva y beba muchos zumos, agua y leche todos los días. 




Sexto mes de embarazo
La piel de su futuro bebé ahora es roja y arrugada y está cubierta de un vello fino y suave.
En esta etapa el feto es por lo general demasiado pequeño y sus pulmones aún no están listos para vivir afuera de su madre. Si naciera ahora, el feto quizás podría sobrevivir con cuidado intensivo.

Los párpados se empiezan a despegar y los ojos se abren.
Ya se pueden ver las líneas de los dedos de las manos y de los pies. El feto continúa su rápido crecimiento. Al final del 6º mes, el feto mide 30 cm y pesa 640 gr.

 




Séptimo mes del embarazo

El feto puede abrir y cerrar los ojos, chupar el dedo y llorar.
Hace ejercicio pateando y estirándose.
El feto responde a la luz y al sonido.
Si naciera ahora, el feto tendría una buena probabilidad de sobrevivir.
El feto ahora mide 40 cm y pesa 1.200 gr.

El cuerpo de mujer embarazada

A usted, futura mamá, si se le hinchan los pies y los tobillos cuando está de pie, acuéstese con los pies elevados. Si la hinchazón le dura más de 24 horas, o si su cara y manos se le hinchan de repente, llame a su proveedor de cuidado de salud.

Le pueden aparecer estrías en el abdomen y los pechos a medida que éstos se van agrandando. Usted puede sentir falsas contracciones de parto, a las que también se les llama contracciones de Braxton Hicks. 

Esto es normal pero llame a su médico si le dan más de 5 contracciones en una hora. A medida que su abdomen se agranda, usted puede perder el sentido del equilibrio. Debido a eso, es mucho más fácil caerse.¡Tenga cuidado!

Guía para el cuidado prenatal

Vaya a visitar a su médico para que se le haga un examen de cuidado prenatal.
Continúe comiendo una variedad de alimentos saludables que sean nutritivos para usted. Usted debe aumentar como 250 gramos por semana este mes.

Descanse lo suficiente - su cuerpo está trabajando duro.
Empiece pronto sus clases sobre educación de parto.
Entre las semanas 28 y 30, la mayoría de los proveedores de salud hacen una prueba de sangre para ver si hay diabetes maternal.




Octavo mes de embarazo

¡Ya falta poco!
A esta altura continúa el crecimiento rápido del cerebro.
El feto ya está demasiado grande para moverse mucho pero puede patear fuerte y darse vuelta.
Puedes notar a través de la pared de tu abdomen la forma de un codo o de un talón. Los huesos de la cabeza son suaves y flexibles para que le sea más fácil al bebé pasar por la vagina (el canal del parto).
 
Los pulmones pueden estar todavía inmaduros. Si naciera antes de las 37 semanas, el feto sería prematuro pero tendría excelentes probabilidades de sobrevivir.
El feto ahora ya mide 45 cm y pesa 2.500 gr.

El cuerpo de la embarazada en el octavo mes

Este mes la madre en ciernes puede sentir contracciones más fuertes.
Puede observar que de sus pechos sale un poco de calostro (el líquido que alimentará a su bebé hasta que le salga la leche) debido a que ya empiezan a formar leche.
Puede ser que tenga dificultad para dormir debido a que le cuesta mucho acomodarse. Trate de dormir poniendo varias almohadas debajo de la cabeza.

Puede ser que sienta dificultad para respirar ya que el bebé ocupa parte del lugar en donde están los pulmones.
El bebé también está ocupando parte del espacio en donde está su estómago. Trate de comer 5 ó 6 comidas más pequeñas durante el día (en lugar de tres grandes).
La parte de arriba de su útero se encuentra inmediatamente debajo de las costillas.

Guía para el cuidado prenatal

Después de la 32ª semana, visite a su médico cada dos semanas para los exámenes de cuidado prenatal.
Usted debe aumentar 1 libra por semana este mes.

Llame a su médico si:
Le sale sangre o un chorro de líquido de la vagina.
Tiene calambres, dolores de estómago, o un dolor débil de espalda.
Se le borra la vista, o ve manchas frente a los ojos.
Tiene la sensación de que el bebé está empujando hacia abajo.
Nota una marcada disminución en los movimientos de su bebé.
Tiene más de 5 contracciones en una hora.



Noveno mes de embarazo

A
las 38 ó 40 semanas el bebe, ¡por fin!, el bebé ha llegado a término.
Los pulmones del bebé han madurado y están listos para funcionar por su cuenta.
Durante este mes, el bebé aumenta como 250 gramos por semana.
El bebé usualmente se baja colocándose cabeza abajo y descansando en la parte baja del abdomen de la madre.
Para el final del noveno mes, el bebé mide 50 cm y pesa 3.200 gr.
 

El cuerpo de la mujer embarazada

Su ombligo puede sobresalir, como una pequeña protuberancia.
Usted podrá respirar más fácilmente una vez que el bebé ''baje" pero tendrá que orinar con más frecuencia porque ahora el bebé está descansando sobre su vejiga.
Puede ser que le aumente la hinchazón de los tobillos y de los pies.
Su cérvix va a abrirse (a dilatarse) y a ponerse más delgada al prepararse para el parto.
Usted puede sentirse muy incómoda debido al peso y a la presión del feto. Descanse a menudo.

Guía de cuidado prenatal

Después de la semana 36, visite a su médico una vez por semana para sus exámenes de cuidado prenatal.
Es probable que usted no aumente nada de peso este mes, y hasta podría bajar entre 500 gramos y un kilo. La embarada puede engordar entre 4 y 5 kilos durante los últimos tres meses de embarazo.
Decida si va a darle el pecho al bebé o si le va a dar el biberón.
Mida el tiempo de sus contracciones.

Usted ya está en trabajo de parto si sus contracciones:

Son regulares o a intervalos iguales (por ej.: cada 10 minutos).
Las tiene más de 5 veces en una hora.
Le duran de 30 a 70 segundos.
Empeoran cuando usted se mueve de un lado a otro.
No dudes en llamar al médico si usted piensa que está en trabajo de parto. 



                                      Durante su Embarazo
                
Qué Comer Fuera de Casa

Aún cuando coma fuera de casa puede elegir alimentos o comidas nutritivas.  A continuación le ofrecemos algunos consejos para escoger lo mejor del menú.

Sugerencias para comer fuera de casa:   

Ser Mamá Después de los 35

Las mujeres sanas de 35 años y las que ya han pasado los 40 usualmente tienen embarazos sanos. Si surge algún problema, por lo general puede tratarse con éxito.


Las mujeres mayores de 35 años tienen un riesgo mayor de:

Lo que no se puede hacer durante el embarazo

  • No tomar baños de inmersión a temperatura muy elevada, ni utilizar saunas o baños de vapor.
  • Si hay mascotas en el hogar, evitar el contacto directo con las heces, especialmente de gatos, para evitar la toxoplasmosis.
  • Evitá realizar tareas de jardinería y estar en contacto directo con la tierra (abono).
  • Evitá comer carnes crudas o poco cocidas, lavá muy bien las verduras.
  • Si fumás, llegó el momento de dejar el cigarrillo. El cigarrillo durante el embarazo aumenta los riesgos de: pérdida de embarazo, embarazo ectópico (cuando el embrión se implanta fuera del útero), placenta previa, desprendimiento prematuro de placenta, parto prematuro, que el bebé nazca con bajo peso y con deficiencias respiratorias.
  • No ingieras alcohol. El alcohol que ingerís llega rápidamente a tu bebé. Si tomás alcohol durante el embarazo aumentás los riesgos de que tu bebé de nazca con retraso mental, retraso de crecimiento, defectos en el corazón y malformaciones faciales.
  • Nunca consumas drogas.El uso de la marihuana se asocia a retardo de crecimiento fetal intrauterino, partos prematuros, sufrimiento fetal. Cuando se emplean altas dosis y se usa asociada a alucinógenos, cocaína, tabaco y alcohol puede causar malformaciones en el bebé. La embarazada debe respetar el derecho de su hijo a nacer sano y sin discapacidades por lo tanto debe suspender el consumo de todo tipo de drogas durante la gestación.
  • No tomes medicamentos sin antes consultar con tu médico.
  • Tratá de ingerir menos cafeína. Altas concentraciones de cafeína pueden contribuir a que tu bebé nazca con bajo peso. Si tomás café podés adoptar el de tipo descafeinado o el de malta. De todos modos 1 ó 2 tazas de café por día serán inofensivas.

 



                Desarrollo del feto mes a mes:


 

Tipos de partos

Según su duración, la forma en que se produzca o el lugar donde se desarrolle se distinguen distintos tipos de partos:

·  Parto natural: aquel que llega a su término entre las 38 y 42 semanas y el nacimiento se produce sin uso de anestesias. 

·  Parto por cesárea: aquel en el que existe alguna imposibilidad o riesgo para que el nacimiento se produzca vía vaginal. Se anestesia a la embarazada y el niño se extrae a través de un corte en el abdomen. 

·  Parto en el agua: es una modalidad a la que recurren cada día más mujeres. Parece que este medio favorece la relajación de la madre y le hace sentir menos dolor. Sus partidarios consideran que la llegada al mundo del bebé es menos traumática al continuar inicialmente en un medio líquido. 

Fases del parto

Desde el inicio del parto hasta el nacimiento del niño pueden transcurrir hasta 24 horas en la madres primíparas (primerizas), y no más de 10 horas en las multíparas (las que ya han tenido más hijos).

Se considera que el parto comprende desde la aparición de contracciones regulares hasta el momento en que la madre, después de traer a su hijo al mundo, expulsa la placenta y otros restos.

Algunos especialistas hablan de una fase previa denominada pródromos del parto que  son unas contracciones más intensas que las de Braxton Hicks. Algunas mujeres las confunden con el inicio del parto. 

En este periodo localizado unos días antes del parto suele comenzar a producirse el acortamiento del cuello uterino.En la evolución del parto se suelen distinguir normalmente tres fases.

 

Fase de dilatación

En ella se suele producir la expulsión del tapón mucoso del útero, que protege de infecciones durante la gestación El cuello uterino comienza a dilatarse y la madre siente contracciones. Éstas son cada 15 ó 20 minutos mientras la dilatación es de 2 ó 3 centímetros.

En este momento el cuello del útero continua su proceso de acortamiento, denominado borramiento. Las contracciones se harán más frecuentes (5 minutos) y seguirán aumentando hasta quedar distanciadas por sólo 2 ó 3 minutos.

El proceso de dilatación se considera completado cuando se alcanzan los 10 centímetros. Durante este periodo se produce generalmente la rotura de aguas, que implica la expulsión del líquido amniótico albergado en la placenta.

 

Fase de expulsión

Es aquella en que el bebé abandona el útero materno y sale al exterior. Generalmente el nacimiento se produce a través de la vagina. 

Lo normal es que el niño esté colocado con la cabeza hacia abajo y la cara orientada hacia la espalda de su madre. Si esto no es así, pueden producirse complicaciones. 

Si el niño por ejemplo no está colocado con la cabeza hacia abajo, suele practicarse una cesárea. Consiste en realizar un corte en la parte inferior del abdomen por donde se extraerá al niño, tras aplicar anestesia a la madre.

En esa fase es también frecuente que el ginecólogo realice una epistonia que consiste en un corte en el periné (parte externa de la pelvis) con el fin de evitar desgarros espontáneos.

A veces para ayudar a la salida del niño se recurre a otro tipo de instrumental como los fórceps. Se trata de una especie de pinzas que sirven para ayudar a girar y extraer la cara del niño. 

El uso de los fórceps puede acarrear secuelas en el feto por lo que su uso se reduce a los casos en que el parto se prolonga mucho o presenta alguna dificultad que podría causar sufrimiento fetal al bebé.

En algunos casos, aunque menos, se usan ventosas que se adhieren a la cabeza del niño y ayudan a su extracción. El uso de las mismas también implica riesgos y sólo se utilizan en circunstancias que lo exijan.  

Fase de alumbramiento

Se denomina al periodo que media entre el nacimiento del niño y la expulsión por parte de la madre de la placenta y otros restos del proceso de gestación. Si la expulsión de estas sustancias y tejidos no se produce de forma espontánea, será necesaria la intervención médica.

En el caso de que se haya realizado una epistonia o corte el médico procederá también en este tiempo a realizar la sutura del mismo. 

Epidural

El uso de anestesias como la epidural durante el parto se ha generalizado en los últimos años con el fin de evitar el dolor. 

Su aplicación se realiza a través de un pinchazo y la introducción de un catéter (tubo fino y alargado) entre dos vértebras en la parte inferior de la espalda. 

A través del catéter se administrarán pequeñas dosis de anestésicos que dormirán la parte inferior del cuerpo. En general se considera que su uso no implica riesgos para el feto.

Entre los riesgos que corre la madre está que durante el pinchazo se produzca accidentalmente una punción mayor de la deseada que provoque la pérdida de líquido cefalorraquídeo. Esto conllevaría dolores de cabeza y mareos una vez desaparecidos los efectos de la anestesia.

Algunos detractores del uso de esta anestesia en el parto argumentan que la fuerza que ejerce la madre para colaborar en la expulsión del niño no es la misma, También aducen que el uso de la epidural aumenta el número de cesáreas y el uso de instrumentos como los fórceps.




bullet6.gif (79 bytes)EL PARTO

El parto es un proceso natural que sólo requiere un poco de atención al niño en el momento de nacer y una ayuda a la madre después.

Con un simple vistazo a este tema, estarás en condiciones de reconocer los síntomas de parto inminente, de forma que puedas actuar frente a esta situación, prestando los primeros cuidados necesarios al niño y a la madre.

Placenta:

Es un órgano discoide que pesa entre 500 y 600 gramos, y es el órgano intermedio que sirve para que la sangre del feto se purifique y a través de ella reciba alimentos y oxígeno de la madre.

Cordón umbilical:

Liga la parte anterior del abdomen fetal con la placenta insertándose en ésta; dentro de él se encuentran dos venas y una arteria que son las vías por las que la sangre del feto se purifica y por las que recibe las sustancias nutritivas.

Bolsa de las aguas:

Está constituida por las membranas fetales, estructuras que forman una bolsa cerrada dentro de la que se encuentran el feto y el líquido amniótico, sirviendo este último para amortiguar los golpes.

Fases del parto:

Son tres:

  • Período de diltación.
  • Período de expulsión.
  • Período de alumbramiento.

    Dilatación:

  • El cuello del útero se dilata progresivamente, para permitir la salida del feto (de 2 a 9 cm.).
  • Puede durar varias horas.
  • Contracciones uterinas (dolores) espaciadas (20 - 10 minutos).
  • Expulsión del tapón muco-sanguinolento, que cierra el cuello uterino durante el embarazo ("marcar").
  • Rotura de la "bolsa de las aguas", generalmente al final de éste período.


Período expulsivo:

    • Contracciones uterinas dolorosas cada 2 ó 3 minutos. (Deseos de empujar).
    • Lavarse las manos cuidadosamente.
    • Colocar a la madre tumbada sobre su espalda, con las piernas separadas y flexionadas sobre los muslos.
    • Salida de la cabeza: Protección del periné materno: Si el cordón umbilical está alrededor del cuello del niño quitarlo. 

 

    • Rotación de la cabeza y salida del hombro superior: sujetar.

    • Salida del hombro inferior y resto del cuerpo.
    • NO tirar del niño en ningún momento.
    • Limpiar las vías aéreas y la boca del niño de secreciones.
    • El niño comienza a respirar y a llorar. En caso contrario, iniciar las maniobras de RCP para lactantes.
    • Abrigarlo y colocarlo sobre la madre o entre sus piernas.
    • Ligar el cordón umbilical por dos sitios (cuando haya dejado de latir) a unos 20 cm. de la tripita del niño.
    • Iniciar el traslado a un centro sanitario.


Alumbramiento:

  • Es la salida de la placenta (aproximadamente media hora después de la salida del niño).
  • NO tirar del cordón umbilical para provocar su salida.
  • Conservarla para su inspección por el médico.
  • Limpiar la vulva materna.
  • Colocar un apósito en la vulva materna, entrecruzar las piernas y elevarlas ligeramente (posición de FRITZ).

Si al comenzar el parto, lo primero que asoma por la vulva NO es la cabeza, trasladar urgentemente a un centro sanitario.

 

 

                                                           
Cesárea  

Una cesárea es un tipo de parto en el cual se practica una incisión quirúrgica en el abdomen (laparotomía) y el útero de la madre para extraer uno o más fetos. Suele practicarse cuando un parto vaginal podría conducir a complicaciones médicas.

No se debe confundir con la episiotomía, que es una incisión en el periné para facilitar el parto. La cesárea se hace por encima de la pelvis.

Hay muchos tipos de cesáreas:

  • La incisión clásica es longitudinal en la línea media, lo que permite mayor espacio para el parto. Se usa rara vez, porque es más susceptible de complicaciones.
  • La más común hoy en día es la del segmento inferior, en la cual se hace un corte transversal justo por encima del borde de la vejiga. La pérdida de sangre es menor y la reparación más fácil.
     
  • Una histerectomía cesárea es el parto mediante cesárea y posterior extracción del útero, que se puede realizar en casos de sangrado intratable o cuando la placenta no se puede separar del útero. 
  • Algunas veces se han practicado otros tipos, como la extraperitoneal o la de Porro.

Actualmente se insta al padre para que presencie la operación con el fin de apoyar y compartir la experiencia con su pareja. El anestesiólogo usualmente descubre temporalmente el campo cuando el bebé está saliendo para que los padres puedan verlo.

 

Los ginecólogos recomiendan la cesárea cuando el parto vaginal puede ser arriesgado para el niño o la madre.
 
Algunas posibles razones son:

  • trabajo de parto prolongado o distocia
  • sufrimiento maternal aparente
  • complicaciones como pre-eclampsia o eclampsia
  • nacimientos múltiples
  • mala colocación del bebe, (cabeza hacia arriba en lugar de hacia la pelvis)
  • presentación anormal
  • inducción del trabajo de parto fallida
  • parto instrumental fallido
  • bebé muy grande (macrosomía)
  • placenta muy baja o placenta previa
  • pelvis contraída
  • evidencia de infección intrauterina
  • algunas veces, cesárea previa
  • problemas de curación del periné, derivados del parto o de la Enfermedad de Crohn, por ejemplo.

Sin embargo, diferentes especialistas pueden diferir en cuanto a sus opiniones sobre la recomendación de una cesárea. Un obstetra puede sentir que una mujer es muy pequeña para parir a su bebé, pero otro puede estar en desacuerdo. De forma similar, algunos proveedores de cuidado pueden determinar que el parto no progresa más rápidamente que otros. Estos desacuerdos ayudan a explicar por que las tasas de cesáreas son diferentes entre hospitales y médicos.

 

 

Partos vaginales después de cesárea  

Los partos vaginales después de cesárea (VBAC, por sus siglas en inglés) no son infrecuentes hoy en día. En el pasado se usaba una incisión vertical para la cesárea que cortaba las fibras musculares del útero. Las cesáreas modernas generalmente se practican con una incisión horizontal siguiendo el recorrido de las fibras musculares.
 
El útero mantiene entonces mejor su integridad y puede tolerar las fuertes contracciones del alumbramiento futuro. Por razones estéticas, la cicatriz de las cesáreas modernas está por debajo de la «línea del bikini». 

Cabe señalar que este tipo de incisión no es recomendable para la salud, ya que, tarda mucho mas tiempo en sanar por que naturalmente, nuestra piel sigue una especie de secuencia que es vertical, por lo que inclusive, nunca sana completamente.

Actualmente no se admite el viejo aforismo de «después de cesárea, siempre cesárea». A menos que la causa que originó la primera cesárea se mantenga, por ejemplo placenta previa o pelvis estrecha, la conducta aceptada es la de dejar evolucionar el parto y actuar según la evolución.

Otro punto en que se ha desatado una intensa controversia es sobre el derecho de la gestante a elegir la vía del parto, es decir, embarazada que desea, sin causas objetivables que le sea practicada cesárea.

 


TECNICA DE LA OPERACION CESAREA
  1. Preparación de la piel
      - Recorte del vello púbico (tercio superior)
      - Aseo de la piel con povidona jabonosa o clorhexidina
  2. Sonda vesical
  3. Laparotomía de Pfannenstiel de elección. Laparotomía media infraumbilical en caso de cicatriz previa o urgencia extrema.
  4. Compresas laterales (dos) (opcional).
  5. Histerotomía segmentaria arciforme de elección.
  6. Extracción fetal de acuerdo a técnica clásica.
  7. Alumbramiento por extracción manual y revisión instrumental de cavidad uterina.
  8. Histerorrafia en dos planos con catgut crómico 1, con puntos separados a los ángulos. Si el segmento es delgado se puede suturar en un plano con el mismo material. Se recomienda usar punto separado tipo Smead Jones si los labios de la histerotomía son asimétricos en grosor.
  9. Peritonización visceral con punto corrido usando catgut simple 2-0.
  10. Revisión de anexos y retiro de compresas. Aseo cavidad peritoneal.
  11. Cierre de pared abdominal con punto corrido, usando catgut simple 2-0 para peritoneo parietal y músculo. La aponeurosis se sutura con punto corrido, usando vycril 1-0. La piel, con seda 2-0 a punto separado.
  12. Se recomienda uso de antibióticos profilácticos en toda operación cesárea (electiva o de urgencia).

 

  

 

Recomendaciones durante el post parto

EL DIA DEL PARTO:

  • Si tu parto fue vaginal toma tu primera comida luego de 2 horas.
  • Si tu parto fue por cesárea deberás esperar 6 horas para tomar líquidos y 18 horas para poder comer una dieta blanda (debido a la operación)
  • Descansar.

 

EL PRIMER MES DEL POSTPARTO:

  • Toma tu primer baño al día siguiente del parto. 
  • No tomar baños de inmersión en agua: tina, piscina, jacuzzi, etc. Para bañarte utiliza la ducha con agua tibia. 
  • Si el parto fue vaginal los genitales quedan sumamente sensibles por lo que se debe realizar aseo en los genitales 3 veces al día para evitar infecciones y mantener fresca el área. 

    El aseo debe hacerse sólo con agua templada (no usar jabón ni ningún tipo de desinfectante o vinagre diluído), al secarte hazlo pegando la toalla a tus genitales haciéndolo de adelante hacia atrás. 
  • Levántate de la cama lentamente para evitar vértigos o mareos, si se presentan con frecuencia antes de levantarle pide ayuda. 
  • No se deben hacer esfuerzos físicos. 
  • Abstenerse de relaciones sexuales. 
  • Luego de 4 días recién podrás evacuar normalmente 
  • Luego de dos semanas del parto puedes iniciar una caminata tranquila de 15 a 20 minutos de duración.

 

A PARTIR DEL MES DEL PARTO:

  • Luego de 4 semanas se puede retomar la vida sexual, montar bicicleta, hacer ejercicios (salvo contraindicación médica)

Otro punto a tener en cuenta es que la lactancia materna estimula a una buena y rápida recuperación, ayuda a eliminar restos placentarios y coágulos, a recuperar el tamaño normal del útero y a su regreso a su posición normal. También retrasa la primera ovulación unos 65 días y ofrece una anticoncepción del 98% siempre y cuando se de lactancia materna exclusiva al bebé.

SINTOMAS PARA ACUDIR INMEDIATAMENTE AL MEDICO

  • Sangrado continuo (hemorragia) 
  • Sangrado o flujo con mal olor 
  • Dolor intenso o pus en la herida de la cesárea o la herida de la episiotomía 
  • Fiebre superior a 38°C 
  • Dificultad para respirar. 
  • Enrojecimiento, dolor e infección en los pechos durante la lactancia (mastitis). 
  • Molestias o ardor para orinar

 

 

 

                          Gemelos y mellizos

Lo más común es que luego del proceso de la fecundación quede formado un solo embrión, al que terminar su crecimiento y su desarrollo, dará origen a una nueva persona.
A pesar de eso. En los seres humanos, de la misma forma que otras especies de seres vivos, también se dan embarazos múltiples.

Mellizos

Mellizos

El útero materno cuenta con la capacidad de anidar de dos a siete embriones, que crecerán dentro de este hasta el momento del nacimiento. Un embarazo de este tipo requiere cuidados más estrictos, para procurar que tanto la madre como los fetos reciban la cantidad necesaria de alimentos.

En el momento del parto, los fetos pesan menos de 2500 gramos, se los considera prematuros y deben ser cuidados en una incubadora para nutrirlos, cuidarlos de los cambios de temperatura y de la posibilidad que agarren enfermedades hasta que su desarrollo este completo.

Los embarazos múltiples se producen cuando dos o más óvulos maduraron en forma conjunta y después de haber sido liberados a una de las trompas de Falopio, cada uno de ellos es fecundado por un espermatozoide.

De un total de 80 embarazos, uno da orígenes que resultaron de una doble fecundación, o sea, de la unión de dos óvulos con dos espermatozoides.

Los trillizos y los cuatrillizos son mucho menos comunes, que se forman por una triple o una cuádruple fecundación, respectivamente. De cada 7.500 embarazos se da uno de trillizos y de cuatrillizos es uno de cada 700.000.

Los mellizos gestados en un embarazo múltiple pueden ser de diferente o del mismo sexo. Si bien es cierto que se parecen mucho entre sí, presentan diferencias físicas y psíquicas ya que su materia hereditario es diferente.

El caso de los gemelos es distinto. Ellos poseen el mismo material hereditario y son siempre del mismo sexo. Los gemelos se originan a partir de un solo huevo o cigota, que se separa en dos grupos de células, cada uno de estos grupos de células formara, por separado, un embrión.
En el vientre de la madre, ambos fetos tienen su propio cordón umbilical y sus placentas se unen, aunque a veces ayuna sola para los dos.

Durante los embarazos múltiples que son consecuencia de la fecundación de varios óvulos, la placenta de cada feto no llega a fusionarse con las otras y mantiene su individualidad.

En los mellizos hay dos placentas, en los trillizos tres y así sucesivamente.

Los gemelos tienen huellas digitales muy similares. Los gemelos comparten el mismo grupo sanguíneo, sus ojos son del mismo color al igual que su cabello. Tienen lamisca altura y la misma forma corporal.

La posibilidad de tener embarazos múltiples depende de la herencia. Es más frecuente en las mujeres cuyas abuelas maternas tuvieron embarazos múltiples.
También existen otras causas que incrementan la posibilidad de formar más de un embrión después de la fecundación, por ejemplo, el grupo étnico, la edad y la cantidad de hijos que tuvo antes una mujer.

 

 Factores que aumentan las posibilidades? 

No en el caso de gemelos idénticos, pero sí en el caso de embarazos gemelares dobles (mellizos) o más. A continuación detallamos cada unos de estos factores:

Factores hereditarios

Si eres melliza o existen casos de embarazos múltiples en tu familia, hay más posibilidades de que se repita nuevamente. La tasa es de uno en 60 embarazos.

Raza

Los embarazos múltiples son más frecuentes en mujeres de raza negra, lo siguen las caucásicas y son menos frecuentes en hispánicas y asiáticas.

Edad

Según algunas investigaciones las mujeres mayores de 35 años producen más hormona folículo-estimulante (FSH) que las más jóvenes. Aunque el aumento de esta hormona está asociado a la disminución de la fertilidad, la FSH es a la vez la encargada de que el óvulo madure todo los meses para que se produzca la ovulación. Por lo que las mujeres mayores de 35 son menos fértiles con el paso de los años pero con más posibilidades de un embarazo múltiple si lo consiguen.

Cantidad de embarazos

Mientras más embarazos hayas tenido mayores serán las posibilidades de un embarazo múltiple.

Embarazos múltiples

Si ya has tenido un embarazo gemelar tendrás todavía más posibilidades de gestar otro más.

Contextura física

Los embarazos múltiples son más comunes en mujeres altas y de contextura física robusta que en mujeres bajas y de contextura pequeña.

Anticonceptivos

Si has quedado embarazada al poco tiempo después o durante un tratamiento con píldoras anticonceptivas las probabilidades de un embarazo múltiple serán mayores.

Dieta

Las mujeres con alimentación vegetariana rigurosa tienen una tasa de nacimiento de mellizos 5 veces menor en relación a aquellas que incluyen en su dieta leche. El factor de crecimiento insulínico (FCI) sería el responsable. Este compuesto se encuentra en la leche y aumenta la sensibilidad de los ovarios a la hormona folículo-estimulante (FSH), aumentando en consecuencia la ovulación.

Ácido fólico

Las mujeres que tienen altos niveles de ácido fólico son más propensas a tener mellizos después de someterse a un tratamiento de fertilización in vitro (FIV). Según las últimas investigaciones existe una relación entre la supervivencia de los embriones de la fertilización in vitro con los niveles de ácido fólico.

Recuerde, el hecho de alimentarse mejor no significa comer más. Muchas mujeres sólo necesitan cerca de 300 calorías adicionales por día por sobre sus requerimientos anteriores al embarazo (usualmente entre 1.800 y 2.200 calorías totales por día) para ayudarlas a mantener un peso saludable durante todo su embarazo. 

Evite los Alimentos Crudos y los no Pasteurizados 
Usted debería tratar de mantenerse alejada del pescado crudo, de la leche no pasteurizada o de los quesos suaves (como por ejemplo el queso Brie o el Camembert), el paté y las carnes rojas o la carne de pollo cruda o mal cocida. La razón de todas estas advertencias es que estos alimentos podrían ser posibles fuentes de bacterias que probablemente podrían afectar la salud de su bebé. Recuerde que su bebé se alimenta de lo que usted come.

Trate de reemplazar estos alimentos poco nutricionales por alimentos mucho más saludables y balanceados, tales como: la leche descremada, los jugos de fruta 100 por ciento naturales, o el agua acompañada de unas gotas de limón.

Un suplemento de vitaminas y minerales podría ser una excelente fuente que ayudaría a que las mujeres embarazadas se aseguraran de que están consumiendo todos los nutrientes necesarios para gozar de un óptimo y saludable embarazo y a su vez, que estuvieran satisfaciendo todas sus necesidades en materia nutricional. 

Las mujeres estrictamente vegetarianas, y las mujeres que padecieran de alguna enfermedad específica, como por ejemplo: diabetes, diabetes gestacional o anemia; así como también aquellas que ya han dado a luz a bebés de muy bajo peso, deberían consultar con sus proveedores de cuidados médicos acerca de la clase de suplementos que deberían ingerir para solucionar sus problemas y mantener cubiertas sus necesidades nutricionales y las de sus bebés. 

El Riesgo que Acarrea el Hecho de Consumir Cafeína y Alcohol 
Lo más recomendable es evitar la ingesta de bebidas que contengan alcohol. El hecho de beber durante el embarazo podría llegar a causar defectos físicos, dificultades en el aprendizaje y problemas emocionales en los niños. 

Es por ello que usted además debería evitar, o al menos, reducir su ingesta de bebidas que contuvieran cafeína. El hecho de darse demasiados gustos e ingerir demasiadas bebidas que contuvieran cafeína podría posiblemente traer como consecuencia que su bebé naciera con muy bajo peso, que usted sufriera un aborto espontáneo o quizás que su bebé sufriera de síndrome de muerte infantil súbita.

El Darse un Gusto de Vez en Cuando no será Perjudicial
Usted no necesitará abandonar completamente todos sus gustos, sólo porque está esperando un bebé. Pero las comidas procesadas, los bocadillos empaquetados, y los postres que contengan mucha cantidad de azúcar no deberían ser los alimentos principales de su dieta.
 
Antes que nada, piense seriamente en alimentarse correctamente: trate de tomar un licuado de bananas en lugar de un helado de crema, o un sorbete de frutas naturales en lugar de duraznos en almíbar. No se sienta culpable, de todas maneras, si come alguna masita o una porción de torta de vez en cuando. ¡Disfrute de cada bocado!

Productos Recomendados:

El Embarazo y la Importancia de las Vitaminas Prenatales
Estas vitaminas están libres de aditamentos artificiales, de aromatizantes o de conservantes y además proporcionan 100% de RDA de los principales nutrientes, tales como el Hierro, la Vitamina C, la Vitamina A (en forma de betacaroteno), y el Ácido Fólico - verdaderamente importantes para prevenir cualquier clase de defecto de nacimiento.




 

 

Atención prenatal

Si descubres que estás embarazada, visita a un médico lo antes posible para comenzar a recibir atención prenatal (asistencia médica durante el embarazo). Cuanto antes comiences a recibir asistencia médica, mejores serán las posibilidades de que tanto tú como tu bebé estén sanos en el futuro.

Si no puedes afrontar el gasto de la visita a un médico o pagar la consulta en una clínica para recibir atención prenatal, existen organizaciones de servicios sociales que pueden ayudarte. Pídeles a tus padres, al consejero escolar o a algún otro adulto en quien confíes que te ayuden a encontrar recursos en tu comunidad.

Durante la primera consulta, el médico te hará una gran cantidad de preguntas, como la fecha de tu último período. De este modo, podrá calcular cuánto tiempo llevas de embarazo y para qué fecha esperas a tu bebé.

Los doctores calculan la duración del embarazo en semanas. La fecha de parto es estimativa, pero la mayoría de los bebés nacen entre 38 y 42 semanas después del primer día del último período menstrual de la mujer, o entre 36 y 38 semanas después de la concepción (cuando el esperma fertiliza al óvulo). Sólo un pequeño porcentaje de mujeres dan a luz en la fecha de parto estimada.

El embarazo se divide en tres fases, o trimestres. El primer trimestre abarca desde la concepción hasta el final de la semana número 13. El segundo va desde la semana 14 hasta la 26. El tercero comprende desde la semana 27 hasta el final del embarazo.

El médico te examinará y realizará un examen pélvico. El médico también te pedirá análisis de sangre, de orina y análisis para verificar la presencia de enfermedades de transmisión sexual (STD por su sigla en inglés), lo que incluye un análisis de VIH, una afección cada vez más frecuente en las adolescentes. (Debido a que algunas STD pueden causar graves problemas en la salud de los recién nacidos, es importante recibir el tratamiento adecuado para proteger al bebé).

El médico te explicará cuáles son los cambios físicos y emocionales que probablemente experimentes durante el embarazo. También te enseñará a reconocer los síntomas de posibles problemas (complicaciones) durante el embarazo. Esto es fundamental, porque las adolescentes corren mayores riesgos de atravesar ciertas complicaciones, como padecer anemia o hipertensión y dar a luz antes de la fecha prevista (parto prematuro).

Tu médico querrá que comiences a tomar vitaminas prenatales que contienen ácido fólico, calcio y hierro de inmediato. Tu médico puede recetarte las vitaminas o puede recomendarte una marca que puedas comprar sin receta. Estos minerales y vitaminas contribuyen a garantizar la buena salud del bebé y la madre, además de evitar ciertos defectos de nacimiento.

Lo ideal es que visites a tu médico una vez por mes durante las primeras 28 semanas de embarazo. Después, deberás visitarlo cada 2 semanas hasta la semana 36, y una vez por semana desde ese momento hasta el parto. Si padeces alguna enfermedad, como la diabetes, que requiere un seguimiento cuidadoso durante el embarazo, es probable que tu médico quiera verte con mayor frecuencia.

Durante las consultas, tu médico controlará tu peso, la presión arterial y la orina, además de medir tu abdomen para ir registrando el crecimiento del bebé. Cuando los latidos del corazón del bebé puedan escucharse con un aparato especial, el médico los escuchará cada vez que lo visites. Es probable que tu médico también te indique otros exámenes durante el embarazo, como un ultrasonido, para asegurarse de que el bebé está en perfectas condiciones.

También forma parte de la atención prenatal asistir a clases donde las mujeres que están esperando un bebé aprenden cómo tener un embarazo y un parto saludables, además de cuáles son los cuidados básicos para el recién nacido. Es probable que estas clases se dicten en hospitales, centros médicos, escuelas y universidades de la zona donde vives.

Si a los adultos puede resultarles difícil hablar con el médico acerca de su propio cuerpo, esto es aún más difícil para las adolescentes. La función de tu médico es ayudarte a que disfrutes de un embarazo saludable y tengas un bebé sano... y es probable que no exista nada que una mujer embarazada no le haya contado. Por lo tanto, no temas preguntar acerca de todo lo que necesites saber.

Sé siempre sincera cuando tu médico te haga preguntas, aun cuando sean embarazosas. Muchos de los temas que tu médico desea cubrir podrían afectar la salud de tu bebé. Piensa en tu médico como alguien que es no sólo un recurso, sino también un amigo en quien puedes confiar para hablar sobre lo que te está ocurriendo.



 

Fecundación in vitro

La fecundación in vitro (FIV o IVF por sus siglas en inglés) es una técnica por la cual la fecundación de los ovocitos por los espermatozoides se realiza fuera del cuerpo de la madre.
 
La FIV es el principal tratamiento para la
infertilidad cuando otros métodos de reproducción asistida no han tenido éxito. El proceso implica el control hormonal del proceso ovulatorio, extrayendo los ovocitos de los ovarios maternos, para permitir que sean fecundados por los espermatozoides en un medio líquido. El ovocito fecundado (el cigoto) se transfiere entonces al útero de la paciente con la intención de iniciar un embarazo.




 "In vitro"

El término in vitro es un término en latín que significa en cristal. Se utiliza porque en los primeros experimentos biológicos en los que se realizaban cultivos de tejidos fuera de los organismos vivos de los cuales procedían, se realizaban en contenedores de cristal, tales como tubos de ensayo, probetas o placas de Petri.
 
En la actualidad, el término in vitro se refiere a cualquier procedimiento biológico que se realiza fuera del organismo en el que tendría lugar normalmente, para distinguirlo de un experimento in vivo, donde el tejido permanece dentro del organismo vivo en el que normalmente se encuentra. 

Coloquialmente, a los bebés concebidos a través de FIV se les denomina bebés probeta, refiriéndose a contenedores de cristal o plástico denominados
probetas, que se utilizan frecuentemente en los laboratorios de química y biología. Sin embargo, normalmente la fecundación in vitro se realiza en placas planas denominadas placas de Petri; las placas de Petri utilizadas más a menudo están producidas en plástico, sin embargo, el nombre FIV sigue conservándose.





 Indicaciones

Inicialmente la FIV se desarrolló para superar situaciones de infertilidad debidos a problemas en las trompas de Falopio, pero posteriormente se observó que la técnica tenía éxito también en otros casos de infertilidad. La introducción de la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) soluciona en gran medida los problemas de infertilidad masculina.

Para que un tratamiento de FIV tenga éxito, es necesario disponer de ovocitos sanos, espermatozoides que puedan fecundar y un útero que pueda mantener un embarazo. Aunque en algunos países los tratamientos de FIV están cubiertos por los servicios sanitarios sociales, normalmente se recurre a esta técnica cuando otras opciones han fallado, debido a que la FIV conlleva costes elevados.

La FIV puede utilizarse también en mujeres menopáusicas, utilizando ovocitos procedentes de una donante. Asimismo es una técnica que puede considerarse en pacientes que han sufrido una pérdida total o parcial de fecundidad debido a un tratamiento agresivo frente a una patología grave (como el cáncer).




Complicaciones

La mayor complicación de la FIV es el riesgo de embarazo múltiple.Este esta relacionado directamente con la práctica de transferir embriones múltiples para aumentar la tasa de embarazo. 

Los embarazos múltiples están relacionados con un incremento en el riesgo de aborto, complicaciones obstétricas, nacimiento prematuro y morbilidad neonatal con la posibilidad de daño a largo plazo. En muchos países existen límites estrictos al número máximo de embriones que pueden transferirse, para reducir el riesgo de
embarazo múltiple (trillizos o más). 

También puede ocurrir una división espontánea del embrión en el útero (como en un embarazo tradicional), pero éste es un caso raro, que genera gemelos idénticos. Un estudio clínico randomizado doble ciego siguió los embarazos tras FIV que generaron 73 bebés (33 niños y 40 niñas) y concluyó que el 8.7% de los bebés únicos y el 54.2% de los gemelos tenían un peso al nacer < 2500 gr.
 
En ciclos donde se transfieren dos embriones la probabilidad de tener un embarazo gemelar es del 6%. En ciclos donde se transfieren tres embriones la probabilidad de tener un embarazo gemelar es del 12% y de tener un embarazo triple es del 3%.

Otro riesgo de la estimulación ovárica es el desarrollo del síndrome de hiperestimulación ovárica, con un riesgo para la paciente inferior al 1%.

Si el problema de infertilidad subyacente está relacionado con anormalidades en la espermatogénesis, es posible que la descendencia masculina tenga mayor riesgo de presentar el mismo problema.

 


Problemas de fertilidad

Técnicas de fertilización asistida

¿Qué son las técnicas de fertilización asistida?

Las técnicas de fertilización asistida son distintos procedimientos destinados a ayudar en forma artificial a que se produzca la fecundación y la implantación del huevo, para lograr de esta forma el embarazo deseado.

¿Cuáles son las diferentes técnicas?

Existen técnicas de menor complejidad y otras de mayor complejidad. La de menor complejidad es la inseminación artificial y las de mayor complejidad comprenden la fertilización in vitro (FIV), transferencia de gametos en la trompa de Falopio (GIFT), transferencia de embriones en la trompa de Falopio (ZIFT) y la inyección intracitoplasmática de espermatozoides en óvulos (ICSI). A continuación explicaremos cada una de ellas.

Inseminación artificial o intrauterina (IIU)

Es una técnica de menor complejidad donde el semen del varón (previamente tratado en el laboratorio para enriquecerlo) es inoculado directamente en el cuerpo del útero con una cánula. Previamente se estimula la ovulación de la mujer para incrementar las posibilidades de éxito. 

Fertilización in vitro (FIV)

Los óvulos aspirados del ovario son enfrentados a espermatozoides en el laboratorio. El embrión resultante es colocado en el útero de la mujer previamente estimulado con hormonas.

Transferencia de gametos en la trompa de Falopio (GIFT)

Los óvulos son aspirados del ovario para luego ser enfrentados a los espermatozoides. Inmediatamente después son inyectados en la trompa de Falopio, lugar en que se produce la fecundación.

Transferencia de embriones en la trompa de Falopio (ZIFT)

Se procede de la misma forma que en el GIFT pero en este caso la fecundación es en el laboratorio y los embriones son inyectados posteriormente en la trompa de Falopio.

Inyección intracitoplasmática de espermatozoides en óvulos (ICSI) 

Técnicamente es similar al FIV pero aplicado a alteraciones masculinas. Los espermatozoides elegidos son inyectados uno a uno en los óvulos aspirados.

Las posibilidades de éxito de estas técnicas rondan el 40% y día a día se intenta mejorar esta cifra.

 


 

 

 

 


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
El ejercicio físico es necesario para la salud.